BIENVENIDOS AL BLOG DE LITERATURA UNIVERSAL DEL IES JOAQUÍN RODRIGO EN MADRID.

"La eternidad es una rara virtud de la literatura". Adolfo Bioy Casares.







4º ESO LIU

miércoles, 19 de septiembre de 2012

El Código de Hammurabi, creado en el año 1760 a. C.  es uno de los conjuntos de leyes más antiguos que se han encontrado y uno de los ejemplares mejor conservados de este tipo de documento creados en la antigua Mesopotamia y  se basa en la aplicación de la ley del Talión a casos concretos.

A menudo se lo señala como el primer ejemplo del concepto jurídico de que algunas leyes son tan fundamentales que ni un rey tiene la capacidad de cambiarlas. Las leyes, escritas en piedra, eran inmutables. Este concepto pervive en la mayoría de los sistemas jurídicos modernos.

Estas leyes, al igual que sucede con casi todos los códigos en la Antigüedad, son consideradas de origen divino, como representa la imagen tallada en lo alto de la estela, donde el dios Shamash, el dios de la Justicia, entrega las leyes al rey Hammurabi. De hecho, anteriormente la administración de justicia recaía en los sacerdotes, que a partir de Hammurabi pierden este poder. Por otra parte, conseguía unificar criterios, evitando la excesiva subjetividad de cada juez.

Escrito en acadio, su prólogo y el epílogo están redactados en un lenguaje más cuidado y con la finalidad de glorificar al dios babilonio Marduk y, a través de él, a su rey.

El rey ordenó que se pusieran copias de este Código en las plazas de cada ciudad para que todo el pueblo conociera la ley y sus castigos, para lo cual el cuerpo de la ley se expresa en lenguaje claro, del pueblo. Comienza con la partícula si (o proposición condicional), describe la conducta delictiva y luego indica el castigo correspondiente. Una de sus leyes establece la Ley del Talión ("ojo por ojo, diente por diente").

Redactado en primera persona, relata como los dioses eligen a Hammurabi para que ilumine al país para asegurar el bienestar de la gente. Proclama a Marduk como dios supremo, alejando al panteón sumerio.

 El Código de Hammurabi fue tallado en un bloque de basalto y colocado en el templo de Sippar; asimismo se colocaron otros ejemplares similares a lo largo y ancho del reino. El objeto de este código era homogeneizar jurídicamente el reino de Hammurabi. Dando a todas las partes del reino una legislación común, se podría controlar al conjunto con mayor facilidad.


Los temas más frecuentes:
La jerarquización de la sociedad: existen tres grupos, los hombres libres o "awilum", los "mushkenum" (quienes se especula podrían ser siervos o subalternos) y los esclavos o "wardum".

Los precios: los honorarios de los médicos varían según se atienda a un hombre libre o a un esclavo.

Los salarios: varían según la naturaleza de los trabajos realizados.

La responsabilidad profesional: un arquitecto que haya construido una casa que se desplome sobre sus ocupantes y les haya causado la muerte es condenado a la pena de muerte.

El funcionamiento judicial: la justicia la imparten los tribunales y se puede apelar al rey; los fallos se deben plasmar por escrito.

Las penas: aparece inscrita una escala de penas según los delitos y crímenes cometidos. La base de esta escala es la Ley del Talión.

Se tratan también el robo, la actividad agrícola (o pecuaria), el daño a la propiedad, los derechos de la mujer, los derechos en el matrimonio, los derechos de los menores, los derechos de los esclavos, homicidio, muerte y lesiones. El castigo varía según el tipo de delincuente y de víctima.



Las leyes no admiten excusas ni explicaciones en caso de errores o faltas; el Código se ponía a la vista de todos, de modo que nadie pudiera alegar ignorancia de la ley como pretexto. Cabe recordar, sin embargo, que eran pocos (escribas en su mayoría) los que sabían leer y escribir en aquella época.

Aquí os dejo una de las leyes del código , en concreto la nº29.

Ley 29: Si el hijo es menor y no puede cuidar la gestión de los negocios de su padre, un tercio del campo y de la huerta se dará a la madre, y la madre lo educará.

¿ qué opináis al respecto?? 

Elegid una vosotros y haced un comentario sobre ella. 


13 comentarios:

Javi dijo...

Ley 2: Si uno embrujó a otro y no puede justificarse, el embrujado irá al río, se arrojará; si el río lo ahoga, el que lo ha embrujado heredará su casa; si el río lo absuelve y lo devuelve salvo, el brujo es pasible de muerte y el embrujado tomará su casa.

Ley 14: Si uno robó el hijito de un hombre libre, será muerto.

En cuanto a la primera ley, no tengo mucho que decir, salvo que me ha impactado la incoherencia de la misma, y me parecía bien comentarla, ya que demuestra que hemos evolucionado en cuanto a algunos aspectos, y por eso he puesto la segunda, en la que se ve una clara diferencia social, ya que ésta ley deben cumplirla únicamente los esclavos, aquí se puede observar que vivían en una sociedad claramente jerarquizada, tanto que existían leyes que afectaban únicamente a una clase social, los esclavos. Por esa razón me ha parecido acertado comentar las dos leyes, ya que en la primera se ve que ha habido una clara evolución en el ser humano, pero en la segunda se puede observar que hay cosas que aún siguen existiendo pasados milenios, con esto me refiero a las diferencias sociales, aunque ahora no sean tan grandes como en aquel entonces.

Marian, no sabía muy bien lo que tenía que hacer, pero he comentado varias leyes del código de Hammurabi que he encontrado por internet, no se si habre comentado poco o si no es así, pero al menos lo he intentado jaja

Javi Redondo

Javi dijo...

En mi comentario anterior hay un error, he puesto que la ley afectaba únicamente a los esclavos, y lo que dice es que solo hay castigo para el que robe el hijo de un hombre libre, nada de los esclavos. Se me ha ido la cabeza jaja. Pero la idea es la misma.

tania lovesbobesponge dijo...

Marian en mi opinión la ley que has puesto me parece algo coherente , de entre todas las leyes que he leido.
He seleccionado estas dos :
Ley 6: Si uno robó el tesoro del dios o del palacio, recibirá la muerte y el que hubiere recibido de su mano el objeto robado, recibirá la muerte.

Ley 15: Si uno sacó un esclavo o esclava del palacio, un esclavo o esclava de un muskenum, será muerto.

La ley 6 me parece bien en el sentido de que si robas se le penalice , pero no con la muerte claro está, lo que no me parece bien es que si alguien compra algo que es robado y no lo sabe , se le penalice y sobre todo con la muerte , y en cuanto a la ley 15 no me parece bien porque cada uno es libre de hacer lo que quiera , incluso los esclavos , aunque si que es verdad que en esa época existían muchísimos esclavos y ellos lo veían como algo normal.
También quería decir que los comentarios de Javi me parecen bien y que da argumentos muy buenos.
Tania.

Daniel dijo...

El ser humano no ha evolucionado absolutamente en nada. Y más si nos ceñimos a la acepción darwiniana del término, por la cuál una evolución es simplemente un cambio de un estadio a otro, en el que no se da ni mejoría ni se empeora, juicios que emanan de criterios subjetivos. Y acudiendo al relativismo cultural, ninguna cultura es mejor ni peor que otra, porque ese juicio es sesgado y se pronuncia bajo el criterio de unos valores culturales diferentes, no desde un punto de vista externo y objetivo (no existen juicios objetivos ni empíricos sobre valores culturales, abstractos y construídos socialmente, cayendo en la obviedad).
En resumen, a todos nos parecen bárbaras las leyes del Código, pero no se puede hablar de una manera rigurosa de que sean mejores o peores que las de nuestra cultura, simplemente porque no lo hacemos con un juicio externo y alejado de estas dos para poder compararlas, sino desde la nuestros valores culturales; y no se puede analizar ninguna concrección social o cultural de manera ajena a su contexto histórico.
De todas formas, mi visión no calza para nada con el cuento del progreso. Vivimos en un mundo globalizado, que se mueve a golpe de capital y no pertenece a ninguna comunidad humana, sino a unas pequeñas oligarquías que detentan el poder. Este mundo es mucho más desigual económicamente que aquél. Continúa habiendo esclavos en los países tercermundistas, estas naciones son expropiadas de sus riquezas y fuentes de energía naturales para abastecer al primer mundo, se crean bolsas de pobreza extrema (morirse de hambre, literalmente) en estos mismos países por esa acción de las potencias. Se mueven ingentes núcleos de población, que los medios y los gobiernos maquillan con la excusa de la interculturalidad, cuando son personas que escapan de la situación desesperada de sus países y son explotados aquí. E incluso en el primer mundo, ¿no hay esclavos? Claro que los hay, y cada vez más. A fuerza del total poder de los empresarios de manejar el horario de los trabajadores, su sueldo, sus extras, de la libertad de despido, de los empleos a media jornada, de los minijobs que nos van a meter ahora, de la liberalización de horarios de los comercios, del incipiente enlazamiento de la productividad y el sueldo, de la especulada subida de los precios... Eso en cuanto a lo económico, que hay más en el desmantelamiento de la sanidad pública, con la excusa de la falta de dinero que luego reciben organizaciones privadas. O en el asalto impune contra la educación pública: hacinados en las clases, la completa danza de las plazas de interinos (que si confirmadas, que sin confirmar), la eliminación de vacantes a mata caballo. Y esto sin entrar en el tema de compadreos de los partidos políticos grandes, prevaricaciones, abusos de poder, represión de las fuerzas de autoridad, rescates millonarios a bancos...
Yo, personalmente, no me siento ni un poquito libre.

PD: La ley del embrujo es graciosa:

Un Saludo:
Daniel Herrán Monge.

Yaiza Muñoz Lorenzo dijo...

Ley 29:
Si el hijo es menor y no puede cuidar la gestión de los negocios de su padre, un tercio del campo y de la huerta se dará a la madre, y la madre lo educará.

Hoy día en nuestra sociedad resulta normal y cotidiano el pensar que una mujer pueda tener propiedades, derechos… pero esto no siempre ha sido así. Durante milenios en las sucesivas sociedades la mujer se ha encontrado subordinada al hombre, a merced de éste, en inferioridad de derechos, tratada como un mero objeto. Prejuicios, actitudes discriminatorias y creencias sexistas totalmente infundadas han estado históricamente a la orden del día, cuando la mujer siempre debería haber sido considerada como lo que es: un ciudadano como cualquier otro, una persona autónoma e independiente, con derechos por ser quien es, no por “ser la esposa de”. Ya en el año 1760 a.C. podemos observar un claro ejemplo de ello: las mujeres solamente podían optar a una propiedad en casos excepcionales como el que nos ocupa. Viudedad e incapacidad de los hijos para ocuparse de las haciendas del padre, caprichosa combinación. Es más, la mujer ni siquiera recibía todos los bienes de su marido, sino solamente una tercera parte… ¿acaso vale una mujer un tercio de lo que vale un hombre? ¿A caso es tres veces menos competente o capaz?

Afortunadamente el ser humano, y junto a él, la sociedad, ha evolucionado a lo largo de la historia, y actualmente en la mayoría de las sociedades desarrolladas la mujer disfruta de una evidente mejor salud social que en la época de Hammurabi. Sin embargo y por desgracia aún persisten en el mundo sociedades machistas en las cuales una mujer no vale más que una lavadora o una yunta de bueyes. Quizá tengan que pasar otros 3700 años para que el mundo entero conceda a cada mujer el lugar que le corresponde como ser humano. Yo, sinceramente, espero que no.

Me ha parecido curiosa la Ley 17:
Si uno capturó en el campo un esclavo o esclava prófugos y los llevó a su dueño, el dueño del esclavo le dará 2 siclos de plata.
Resulta impactante la falta de libertad que han tenido los esclavos en las sociedades antiguas, escalofriante la estructura social de aquellos tiempos: ciudadanos libres frente a los pobres esclavos, desprovistos por completo de su condición humana, para ser tratados como animales, como fuerza de trabajo, como objetos en propiedad con los que se puede traficar. Es más, en esta ley se habla incluso de “capturar” un esclavo, como si de una alimaña se tratase. En mi opinión es una jerarquía que jamás debería haber existido, pues todo ser humano es libre por si mismo, por el mero hecho de serlo, y nunca debiera ser tratado como propiedad o mercancía.
Yaiza.

Samuel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Samuel dijo...

Aprovechando que varios de mis compañeros han comentado distintas leyes del código de Hammurabi, me dispongo a comentar la tercera ley, que dice así:

Si uno en un proceso ha dado testimonio de cargo y no ha probado la palabra que dijo, si este proceso es por un crimen que podría acarrear la muerte, este hombre es pasible de muerte.

He encontrado relación entre esta ley y una de las frases que en parte definen nuestro sistema judicial actual; ``Todo hombre es inocente hasta que se demuestre lo contrario´´ Esto implica la necesidad de presentar pruebas que demuestren los hechos expuestos por los afectados. Pero según la ley expuesta al principio, si no se pudiese probar el testimonio del afectado y si el proceso es por un crimen que podría acarrear la muerte, el afectado es pasible de muerte.
En mi opinión, en los tiempos en los que existió El código de Hammurabi, esta ley debió tener gran importancia, ya que asienta las bases del código y permite que este sea justo.

Alberto dijo...

Haciendo referencia a la ley que se ha publicado en el blog, quiero decir que me parece bastante coherente. Un menor de edad no puede hacerse cargo de los negocios de su difunto padre y me parece lo mas normal del mundo que quien lo haga sea la madre. Aunque me cabe la duda de que pasa con los otros dos tercios del campo que no se queda la madre.

Luego yo queria comentar varias leyes del Codigo de Hammurabi que vienen relacionadad en verdad:

Ley 9: Si uno que perdió algo lo encuentra en manos de otro, si aquel en cuya mano se encontró la cosa perdida dice: "Un vendedor me lo vendió y lo compré ante testigos"; y si el dueño del objeto perdido dice: "Traeré testigos que reconozcan mi cosa perdida", el comprador llevará al vendedor que le vendió y los testigos de la venta; y el dueño de la cosa perdida llevará los testigos que conozcan su objeto perdido; los jueces examinarán sus palabras. Y los testigos de la venta, y los testigos que conozcan la cosa perdida dirán ante el dios lo que sepan. El vendedor es un ladrón, será muerto. El dueño de la cosa perdida la recuperará. El comprador tomará en la casa del vendedor la plata que había pagado.

Ley 10: Si el comprador no ha llevado al vendedor y los testigos de la venta; si el dueño de la cosa perdida ha llevado los testigos que conozcan su cosa perdida: El comprador es un ladrón, será muerto. El dueño de la cosa perdida la recuperará.

Ley 11: Si el dueño de la cosa perdida no ha llevado los testigos que conozcan la cosa perdida: Es culpable, ha levantado calumnia, será muerto.

Ley 12: Si el vendedor ha ido al destino (ha muerto), el comprador tomará hasta 5 veces en la casa del vendedor del objeto de la reclamación de este proceso.

Ley 13: Si este hombre no tiene sus testigos cerca, los jueces fijarán un plazo de hasta 6 meses; si al sexto mes no ha traido sus testigos, es culpable y sufrirá el castigo de este proceso.

Estas leyes me han llamado la atención y hecho bastante gracia. En la ley número 9 al contarte la historia por así decirlo, hace un batiburrillo de personas(el dueño, el comprador, el vendedor, los testigos de ambos...) y al explicar las distintas leyes, no sabes ni quien tiene que morir. lo que yo me pregunto es: si el que pierde la cosa no aporta testigos y el comprador tampoco, ¿mueren los dos?
Me imagino que si, los matarian a los dos.

vanesa velasco garcia dijo...

hola es la tercera vez que hago el comentario por lo que si repito algo o me equivoco lo siento. para empezar de nuevo quiero hablar de la ley 29, creo que es una ofensa hacia la mujer el no poderse hacer cargo de las propiedades de la familia si hay algún hombre que si pueda hacerse cargo una pregunta que me hago es ¿que pasaría si no se tuviera heredero varón se quedaría la madre con todo o se lo quitarían? y como Alberto a dicho ¿que pasa con el resto de propiedades que no se puede hacer cargo? no se no tiene mucha coherencia esa ley aunque claro supongo que en esa época la tendría.
con respecto a otra ley que me llamara la atención ha habido varias pero como no he podido mandarlo antes mis compañeros ya han opinado al respecto por lo que me gustaría mas comentar los comentarios de mis compañeros sobre todo uno en particular el de Daniel en primer lugar me gustaría demostrar mi total desacuerdo con su comentario hoy en día la gente no somos esclavos ya que la palabra esclavo Se aplica a la persona que carece de libertad y derechos propios por estar sometido de manera absoluta a la voluntad y el dominio de otra persona. tenemos todo tipos de libertades para elegir en que situación queremos vivir estamos sometidos a distintas formas de coheccion como el dinero pero tenemos la elección de como vivir y eso ya es mucho en la antigüedad no tenían ninguna oportunidad de elección estaba totalmente sometida a otra persona. otra de las cuestiones es la de que no hemos evolucionado nada, en mi opinión no es verdad ya que hoy en día vivimos mucho mejor que antiguamente y es a causa de la evolución cultural que hemos tenido por que si no fuera evolución ahora no tendríamos un nivel de vida mas elevado y me dirán que no se puede decir que vivimos mejor pero todo estadísticas físicas y el simple hecho de que vivimos mas años es por alguna causa y es la evolución
con los demás comentarios estoy totalmente de acuerdo con mis compañeros
un saludo vanesa

Daniel dijo...

El jefe te manipula la jornada laboral a conciencia, el sueldo, te chantajea con despedirte si te quejas, te hace trabajar horas extras sin avisar con un tiempo prudente de antelación, y tienes que estar sometido a su capricho porque sino te puede despedir de gratis con un "¡Hasta luego, Lucas!". No se denominan explícitamente exclavos, pero, ¿qué denominas tú exclavo? No son, de forma legal, propiedad de nadie, ni el patrón explota su fuerza de trabajo de forma gratuita dándoles cobijo y alimento (de hecho, el sueldo es ya tan exiguo que apenas se pueden cubrir esas necesidades básicas); pero, ¿sometidos a la voluntad del patrón? Lo están. Lo estamos. De una manera u otra; hasta ahora ha habido toda una sarta de lenguaje eufemístico y una ideología con la coartada del dinero que daban la fachada de "derecho", y que cada vez se están reduciendo más. ¿Consideras esclavos a los obreros explotados de la Revolución Industrial? ¿O a los siervos hambrientos, esforzados y humillados del feudalismo europeo legado del Imperio Carolingio? Por supuesto, no somos esclavos. Nos pueden mandar al monte a hacer un trabajo para el que se necesita cualificación, o para realizar servicios sociales y de gratis para que no nos retiren la cuantía del paro que hemos ganado trabajando, pero no somos esclavos. Subastan los recursos sociales, los hospitales, nos traban el acceso a los medicamentos, a una educación digna, nos relegan a una existencia cada vez más miserable, y las protestas derivadas de ello se ahogan a golpe de porras, gas lacrimógeno y pelotas de goma, pero no somos esclavos. Dime, ¿qué diferencia hay entre un esclavo sumerio, un siervo de la Sajonia del siglo IX, un minero francés del XIX y nosotros? ¿Que el altavoz de fomento y mantenimiento del sistema en los dos primeros se basaba en la religión y la superstición, el tercero en la fuerza de la propaganda y el nuestro en una propaganda más sofisticada con una tecnología más compleja?

Un Saludo.
Daniel Herrán.

Javi dijo...

Bueno, hoy en clase, no sabía que decir, dado que no había leído ninguno de los últimos comentarios, ahora al leerlos, puedo decir que estoy totalmente de acuerdo con Dani, pienso que somos, más que esclavos, "Marionetas" que sirven a los de arriba, y que desde pequeños, nos han infundido unos valores y una propaganda, que nos parece que vivimos bien, cuando en realidad estamos sometidos a la gente que tiene el poder. Me parece correcto hacer una comparación con el libro 1984 de George Orwell, el cual estoy leyendo ahora y aún no me he acabado, pero trata sobre todo esto.

Marian dijo...

Me alegra mucho ver cómo todos estáis dispuestos a haceros oír. No dejéis nunca que os cieguen la mente. Por eso, siempre que se haga desde el respeto uno tiene capacidad de opinar. Y esto es lo que estáis haciendo aquí. Y veo que con verdaderos criterios.
Bienvenidos al comentario crítico, bienvenidos en definitiva a la vida adulta.
Francamente encantada con todos vosotros.

arantxa serrano dijo...

Ley 8: Si uno robó un buey, un carnero, un asno, un cerdo o una barca al dios o al palacio, si es la propiedad de un dios o de un palacio, devolverá hasta 30 veces, si es de un muskenun, devolverá hasta 10 veces. Si no puede cumplir, es pasible de muerte.

Bueno pues es la primera vez que comento pero no la única :)
he elegido esta ley porque creo que es de las leyes que menos se llevan a cabo en la actualidad,en mi opinión la ley no es implacable y para nada se castigan como se debería,mientras gente con dinero roba,que cobra muchísimo dinero e incluso mata a gente y no son castigados nada mas que con dinero,la gente de clase medio-baja por robos leves son apresadas y llevadas a la cárcel ya sean unas semanas,meses e incluso años.
¿ Creéis que hay derecho a esto?
Yo creo que para nada,si en realidad estamos en una democracia pienso que la ley se debería acatar al pie de la letra y no distinguir entre ricos y pobres.

 
Copyright 2009 LIT. UNIVERSAL. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemescreator