BIENVENIDOS AL BLOG DE LITERATURA UNIVERSAL DEL IES JOAQUÍN RODRIGO EN MADRID.

"La eternidad es una rara virtud de la literatura". Adolfo Bioy Casares.







4º ESO LIU

lunes, 23 de enero de 2012

ILUSTRACIÓN

La Ilustración significa el movimiento del hombre al salir de una puerilidad mental de la que él mismo es culpable. Puerilidad es la incapacidad de usar la propia razón sin la guía de otra persona. Esta puerilidad es culpable cuando su causa no es la falta de inteligencia, sino la falta de decisión o de valor para pensar sin ayuda ajena. Sapere aude es, por consiguiente, el lema de la Ilustración.

Kant ¿Qué es la Ilustración?

COMENTA ESTA CITA. OBLIGATORIO EN LA CLASE DEL MARTES 24 A 5º HORA. YA SABÉIS QUE YO NO ESTARÉ CON VOSOTROS.

7 comentarios:

Denis dijo...

Estoy de acuerdo con la idea de Ilustración de Kant y me gusta la manera en la que da la definición de puerilidad.
Esa puerilidad de la que habla Kant, que no consiste en la falta de inteligencia sino que en la falta de valor o decisión para pensar uno por sí mismo, la podemos ver también en el personaje de Cándido de Voltaire al que no le falta inteligencia pero no puede dejar de hacer un argumento sin apoyarse en uno de los pensamientos formulados por su maestro Pangloss.
Atrévete a pensar es, según Kant, el lema de la Ilustración y también un lema de libertad para poder uno llegar por su cuenta a una conclusión y tomar sus propias decisiones sin depender del pensamiento de otros aunque eso no impide que lo tomemos como ejemplo.
El único impedimento que Kant pone a esa libertad de pensamiento o de expresión es a uno mismo y a su falta de valor y decisión.
Creo que Kant anima al lector a tener el valor de ser libre.
Esta frase, que a pesar de remontarse al s. XVIII, sigue muy válida hoy en día, al menos para mí, ya que en muchas ocasiones intentamos hacer encajar nuestro pensamiento con el de los demás, es decir, con las tendencias y muchas veces damos una idea por válida si todos los demás o la mayoría piensan igual o por no válida si va en contra de la mayoría por esa misma falta de valor o decisión y yo añadiría de confianza en uno mismo. ¿Uno puede estar equivocado frente a una multitud? Sí. ¿Una multitud puede estar equivocada frente a uno? También. La diferencia es que una multitud puede ejercer más poder sobre un individuo que ese individuo sobre la multitud. Mientras una multitud puede reducir a un sólo individuo mediante la fuerza, el individuo tiene que hacer razonar a esa multitud; aunque claro que con una bomba en la mano... Lo que yo digo es que Kant se refiere a eso mismo (bueno no exactamente el caso de la bomba u otro arma), a esa capacidad de razonar de un individuo, a la palabra que puede hacer más que la fuerza en muchas ocasiones y nos proporciona también más libertad, tanto al que habla como al que escucha. Mientras uno está consciente nadie le puede impedir pensar por lo tanto expresar lo que uno piensa no debe ser delito ya que imponer a alguien un castigo por sus pensamientos sería hacerle más difícil expresarse ya que no se le puede impedir pensar.
Obviamente Kant sostiene que uno ha de tener valor para pensar porque piensa que siempre va a existir ese impedimento por parte de los que no piensan como nosotros y que posiblemente sean una mayoría. Con esto vuelvo a Cándido y su querido maestro Pangloss que afirma que vivimos en el mejor de los mundos posibles aunque hayan un montón de desgracias y me atrevo a poner de mi parte y decir que si todo fuera perfecto, ¡pues vaya aburrimiento porque no haríamos nada de nada!
Esto es filosofía y uno se podría tirar una vida razonando sobre esto y tendría para diez más así que ya cierro.
Un saludo a todos, Denis.

Marian dijo...

Genial , Denis.
Hablas de la actualidad del pensamiento de Kant... y yo te digo : quizá sin Kant hoy no te harías ese planteamiento. Claro que anima al lector a ser libre! y luego decimos que para qué sirve la filosofía.

Cándido fue el reflejo claro de este pensamiento. Ya iremos hablando de él en el CLUB DE LECTURA.

Adina Ceti dijo...

La verdad es que nada más ver esta entrada me ha llamado la atención ¿Por que? Pues la verdad por la idea generalizada y por lo que dice Kant. Creo que yo soy una de esas personas a las que se les denomina "menores de edad" pero discrepo en una cosa con Denis. Yo creo que a las personas así no es que les falte valor o decisión para pensar por ellos solos si no que en si les es más cómodo dejarse llevar por la corriente sin necesidad de esforzarse. De echo estuve mirando algunas paginas para entender mejor la ilustración según Kant y creo que esta es la mejor: http://kant.idoneos.com/index.php/310434 aparte hay un parágrafo que me llamo mucho la atención que es en cierta manera lo que me pasa a mi "Ahora bien, en muchas ocupaciones concernientes al interés de la comunidad son necesarios ciertos mecanismos, por medio de los cuales algunos de sus miembros se tienen que comportar de modo meramente pasivo, para que, mediante cierta unanimidad artificial, el gobierno los dirija hacia fines públicos, o al menos, para que se limite la destrucción de los mismos. Como es natural, en este caso no es permitido razonar, sino que se necesita obedecer. Pero en cuanto a esta parte de la máquina, se la considera miembro de una comunidad íntegra o, incluso, de la sociedad cosmopolita; en cuanto se la estima en su calidad de docto que, mediante escritos, se dirige a un público en sentido propio, puede razonar sobre todo, sin que por ello padezcan las ocupaciones que en parte le son asignadas en cuanto miembro pasivo." soy una de las personas que no tengo miedo a actuar por cuenta propia, pero si me comporto de manera más pasiva y creo que en la literatura eso se ve muchas veces reflejado. A veces las circunstancias nos obligan a ello y por eso pasa lo que pasa.
Más sobre el tema no puedo decir por que se me da algo mal la filosofía y principalmente comprender los pensamientos de los filósofos así que dejo a mis compañeros que seguro que van a hacer unas entradas mejores que las mías como la de Denis por ejemplo que me da una envidia.
Un beso. Adina. (siento la tardanza)

Daniel dijo...

Voy a empezar el comentario de una forma un tanto despedazada, ya que primero voy a entrar con un apunte de Denis en particular y luego seguiré metiendo la cita de Adina y continuando con una opinión más globalizada de las distintas opiniones y la mía propia. Lo que dice Denis de cuando un individuo se enfrenta a una multitud debe usar la razón, es bastante cierto hasta un punto, ya que la simple lógica de la superioridad numérica abrumante descarta toda posibilidad de violencia (aunque no creo que se refiriese a un enfrentamiento de este tipo). Pero para convencer a una multitud, no basta con usar unas razones que supongamos superiores a la de la misma, ya que, como tú mismo has dicho, el sujeto que forma parte de una masa desecha, por lo general, las razones que difieren con el pensar general de esa masa por presión social y continúa siguiendo la línea. Esto es lo que ocurre igualmente con un individuo que enfrenta las razones de una masa y que las refuta con argumentos fundamentados, pues precisamente la masa no tiene verdaderamente su pensar general por medio del razonamiento y la argumentación, sino de una manera icónica, prácticamente idealizada y el refuerzo de estas ideas se sostiene en unos u otros argumentos de carácter populista por medio de la repetición y de la redundancia. Para enfrentarse a una masa de esa manera habría que hablar de política, y la política realmente, sobretodo como la conocemos, no es debate, sino convencimiento. Se deben usar ideas afines a la masa, calibrarlas con habilidad e ir rotando poco a poco el pensar de esa generalidad, y para ello es propicio usar argumentos según los cuáles se mueve la masa, como los que hablaba antes, de, prácticamente, simple aceptación, evidentes, cercanos a la ambigüedad y apoyados en visiones de hechos contemporáneos de gran calado en la sociedad, que estén en el conocimiento de todo el mundo, que den rotundidad e iconicen esas nuevas razones.
Adina, en esa cita, como sospechaba, Kant se refiere a los cargos públicos, al funcionariado, que debe de ocuparse de la burocracia y de los trámites del Estado en un nivel de cara al público.
No entraré a especular sobre tu clasificación como persona "menor de edad", o "persona libre", o cualquier otra calificación hacia ti porque no viene al caso, del mismo modo que opino que no viene al caso el que tú misma introducieses eso. Aparte, creo que has confundido un tanto las ideas de Kant, del mismo modo que reconoces que lo sueles hacer, y mayor prueba de eso no será sino que has interpretado de una manera bastante errónea un párrafo que no se refiere a la generalidad de la multitud sino a un conjunto dentro de una función en la sociedad de caracter cívico de las de diverso tipo que hay un Estado.

Daniel dijo...

Ahora voy a entrar con Kant. En general, estoy bastante de acuerdo con esta cita suya, sobretodo en lo que se refiere a la puerilidad y a la falta de madurez de la inmensa mayoría de la gente. Lo que veo un poco impreciso es el concepto de la falta de valor y decisión por parte de estas personas para alcanzar un pensamiento más autónomo, si bien en cierto sentido es también muy cierto.
No se puede negar que el ser humano es un animal cuyas pautas de comportamiento, en su mayoría, son todas aprendidas. Es un ser cultural por naturaleza, aunque suene paradójico, y es un ser adaptado a vivir en sociedad. Las normas que desarrolle una sociedad, en principio, son totalmente arbitrarias y en ellas cabe toda posibilidad de ser, al igual que los valores por los que se mueva. Claro que esta arbitrariedad está condicionada por el desarrollo y el recorrido histórico y de contraposiciones culturales de cualquier tipo que sufra dicha sociedad.
Con esta resumida afirmación, lo que intento hacer notar es el hecho de que no existen unos valores intrínsecos en el hombre, y que se aprende tanto una mayor autonomía y el valor para evadirse, hasta ciento punto, de la generalidad de una sociedad, como la actitud de formar una parte más de las masas y de unos pensamientos más generales. Y, sobretodo, intento hacer notar que incluso los que han salido de esa generalidad están influidos por aquellas ideas, de las que realmente vienen, y que realmente no tienen una verdadera originalidad de creación, ni están exentos de la infloencia de las ideas de la generalidad, ni están exentos de la influencia de otras ideas. Ni el que se guía por su razón ni el que se guía por la razón de otros se guía verdaderamente por su propia razón, sino que ésta está compuesta de ideas y razones ajenas. De esta manera, la libertad tampoco es libertad, sino que está determinada y limitada por las ideas de lo que por libertad se entienda.

Un Saludo, Daniel Herrán.
Más disculpas aún por la tardanza y también por la extensión del comentario.

Jesuso Drummer dijo...

Esta cita viene a ser que la ilustración es el despojarse de lo que te digan, el haer lo que diga tu mente no lo que tu mente escucha.

Esta idea viene despues de una época en la que todo esta subordinado a la Iglesia, es decir, en la que la Iglesia era la fuente de todo mandato. Todo regía segun la Iglesia quería.

Por tanto, esta idea de Ilustracíon es el dar a luz tus ideas, no dejarte llevar por nada ni por nadie.

Adrian Galvez dijo...

La frase Sapere aude tiene diversas interpretaciones, algunas como: atrévete a saber o ten el valor de usar tu propia razón. Quisiera destacar la segunda interpretación ya que esta haciendo referencia a una época en la que todo estaba regido por los más poderosos y por la Iglesia como bien ha dicho Jesus.

Kant pretende disminuir ese dominio que ejercen sobre las personas y que ellas sean libres de tomar sus propias decisiones y pensamientos, que sean capaces de elegir por si mismas.

 
Copyright 2009 LIT. UNIVERSAL. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemescreator